“Gente que antes nunca iba al cine se ha enganchado gracias al Cine Fórum. Estamos creando afición”

Cine Fórum Gasteiz reúne cada martes a decenas de personas aficionadas del séptimo arte que, tras visualizar una película, intercambian opiniones.

cineforum-vitoria
Tras el visionado de la película llega el turno del debate./ Endika Portillo

Disfrutar del cine entre amigos y charlar de la película. Bajo esta premisa nació hace ya cinco años Cine Fórum Gasteiz, una iniciativa que iba a prolongarse durante un mes nada más pero que ya proyecta su sexta temporada. “Fue una idea espontánea de un grupo de amigos/as amantes del cine. Queríamos ofrecer buenas películas al alcance de todos los bolsillos y recuperar aquella idea revolucionaria de ver cine en pandilla y charlar luego sobre ello”, explica Mamen Peso, una de las organizadoras.

Fue tal el éxito de aquella primera convocatoria, que Cine Fórum Gasteiz llegó para quedarse. Cada martes, los cines Florida les ceden una sala en las que se proyectan todo tipo de títulos. En esa larga lista cinematográfica caben ‘Delitos y Faltas’ de Woody Allen, ‘Bagdad Café’, de Percy Adlon, ‘Senderos de Gloria’, de Stanley Kubrick, ‘Lost in traslation’, de Sofia Coppola, ‘Kramer contra Kramer’, de Robert Benton, o  ‘La vida de Brian’, de los Monty Python entre otras. 

Tejiendo redes

Al principio de cada mes, la organización decide qué películas se proyectarán durante las próximas semanas. “Hacemos una lista de todas aquellas cintas que nos parecen interesantes cinematográficamente. También recibimos sugerencias a través de las redes sociales e intentamos ir acorde a la actualidad a la hora de programar”, afirma Mamen. Así, las películas proyectadas en marzo fueron todas dirigidas por mujeres con motivo del Día Internacional de la Mujer: “También hemos colaborado con la Asociación Derecho a Morir, Komedialdia, Magialdia o la Asociación Africanista. Es muy importante que nos coordinemos entre los diferentes agentes culturales para tejer redes y hacer algo común por la ciudad”. 

Cine Fórum nació hace cinco años impulsado por un grupo de amigas./ Endika Portillo

El criterio principal a la hora de programar es “que sea buen cine y mezclar diferentes géneros”. Las películas seleccionadas se programan cada martes a un precio de 3 euros: “No puede ser cine excesivamente actual porque habría que pagar un canon muy alto de distribución. Tiramos del fondo del propio Florida, que es muy amplio. De esta manera podemos mantener el precio y vemos películas que ya no se pueden ver en pantalla grande”.

Debates de película

Tras el visionado, es el turno del intercambio de opiniones y reflexiones. La persona ponente contextualiza la cinta, habla de la dirección, de cómo está hecha la película, del contenido de la misma y posteriormente se forma un debate entre los/as asistentes. El nombre del/la ponente se escoge según la temática de la propia película; entre los habituales, Antonio Rivera, profesor de la UPV, el director Kepa Sojo, la escritora Marisol Ortíz de Zárate o la propia Mamen Peso, que ve la cinta un par de veces en casa antes de presentarla, además de buscar información o leer libros vinculados a los temas que trata.

“Cuestionarte y reflexionar te hace tener una posición mucho más crítica. Esperamos también generar una sensación de sentimiento colectivo y que para las personas que acuden cada martes, Cine Fórum sea un punto de encuentro donde fomentar y compartir la cultura”, explica Mamen. 

Cada martes en los cines Florida se puede disfrutar del Cine Fórum./ Endika Portillo

No hay un perfil de público definido, aunque en general son personas mayores de 50 años. “Las personas jóvenes tienen mucha cultura audiovisual pero ven cine en casa. Nos gustaría que acudieran más y conocer sus opiniones y puntos de vista”, afirma Mamen. Para poder lograr dicho objetivo, desde Cine Fórum solicitaron a varios/as estudiantes universitarios/as una lista de películas que les gustaría ver: “Hemos ido programando varias de ellas para conseguir llegar a más público y lo hemos conseguido”.

Aunque 2020 fue un año muy difícil para la industria nacional con pérdidas de hasta 446 millones de euros, Cine Fórum cuelga cada martes el cartel de ‘completo’. El cine, las ponencias, los debates y el bajo precio de la entrada atraen semanalmente a decenas de personas: “Se ha convertido en un punto de encuentro. Venir aquí, evadirte de lo que pasa fuera y hablar de los temas que nos interesan está siendo un salvavidas durante la pandemia”, apunta Mamen.

Cine Fórum cuelga cada martes el cartel de ‘completo’./ Endika Portillo

Nuevos espacios

Las salas de cine convencionales, el Artium, las aulas para mayores de 55 o los centros de mayores son los espacios con los que cuenta Vitoria-Gasteiz para ver películas de forma habitual: “Sería maravilloso que hubiera una filmoteca con una programación continuada, con buenas películas y a un precio asequible. Eso sí, para ello haría falta el apoyo de las instituciones”. 

Mientras surgen nuevos espacios, Cine Fórum continuará cada martes con su programación. Este verano, además, la sala no cierra. Durante el mes de julio seguirán ofreciendo películas más ligeras sin debate posterior para que los ponentes repongan fuerzas y vuelvan en septiembre con más ganas que nunca: “Hay gente que antes nunca iba al cine y que, gracias al Cine Forum, se han enganchado. Estamos creando afición”.