«A las creadoras cada vez se nos exige que hagamos más cosas con menos»

Artean Kolektiboa trabaja en la creación de una plataforma web en la que conectar artistas y espacios para luchar así contra la precariedad laboral

GO GASTEIZ KULTURA Artean Kolectiboa
Sandra Sevilla y Sara Berasaluce, de Artean Kolektiboa./ Asier Aguinaco

“Impulsar el acercamiento entre diferentes perfiles culturales de Vitoria-Gasteiz mediante el diseño de un archivo que reúna la información de todos los agentes de la capital alavesa”. Bajo esa premisa nació el proyecto ‘Red Artean’, de Artean Kolektiboa, un grupo de diferentes agentes culturales que, unidos por la precariedad de la comunidad artística, decidieron impulsar un proyecto común con el objetivo de buscar una solución tanto a su situación como a la de cientos de jóvenes.

«Nos conocimos en el Museo de Bellas Artes de Bilbao durante una beca. Somos personas de diferentes perfiles, pero con la parte artística en común. Además, había algo más que nos conectaba: todas estábamos en una situación precaria y sin contratos laborales dignos», cuenta Sandra Sevilla, miembro de Artean Kolektiboa. Decidieron entonces unir fuerzas y crear un colectivo: «La idea principal era dar a las personas jóvenes la oportunidad de introducirse en el mundo laboral cultural conectando espacios con artistas».

Sandra Sevilla y Sara Berasaluce durante la entrevista./ Asier Aguinaco

Así, tras aplicar en varias convocatorias, consiguieron una pequeña beca de 300 euros en Bilbao y crearon un archivo en el que recopilaron la información de diferentes artistas de la ciudad. «Organizamos un evento multidisciplinar para presentar al colectivo y proyectamos un corto-documental que rodamos con entrevistas a varios/as artistas hablando de la juventud y de la precariedad laboral del sector. También produjimos la obra de artistas que actuaron en el evento», recuerda Sara Berasaluce.

Una vez el proyecto echó a andar, decidieron trasladarse a Vitoria-Gasteiz con la idea de crear otro archivo y encontraron en la beca ‘Haziak – Concurso de Ideas Jóvenes del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz’ el espacio para continuar desarrollándose. «En Vitoria no hay un lugar al que recurrir si una necesita los servicios de, por ejemplo, un diseñador gráfico o una artista plástica, así que estamos haciendo un rastreo de todos/as los/as agentes culturales de la ciudad para posteriormente volcar toda la información en una plataforma web. El fin es generar un proceso de reactivación bilateral, otorgando la posibilidad de que agentes poco conocidos/as o emergentes se localicen en el mapa y generar red entre todo el colectivo», apunta Sandra.

Acción de calle que organizó Artean Kolektiboa en abril./ Artean Kolektiboa

Según Artean Kolektiboa, a Vitoria-Gasteiz «le falta unificar la parte artística y de espacios culturales. Hay mucha gente que nos dedicamos a la creación, pero estamos separados/as. Si nos unimos podemos tener más fuerza y evitar que la gente se vaya a ciudades como Bilbao. Hay que crear espacios donde pertenecer en Vitoria».

Hacen además hincapié en la precariedad laboral que atraviesa el colectivo, especialmente las personas jóvenes: «Parece que no puedes ser artista si eres joven, tienes que demostrar y ganarte el respeto de la gente. Hay que dar oportunidades y reivindicar que desde el primer momento que un/a artista se expone ante un público, hay que valorarlo y respetar su dignidad. Además, entrar en los circuitos que ya están rodando es complicadísimo. Soltar y dejar paso a los/as jóvenes es muy difícil».

Sandra Sevilla y Sara Berasaluce, de Artean Kolektiboa./ Asier Aguinaco

Pero según Sara y Sandra, la situación general de los agentes culturales que llevan años de trabajo a sus espaldas tampoco dista mucho de la de los más jóvenes: «A las creadoras cada vez se nos exige que hagamos más cosas con menos. Sostenemos el ocio y el tiempo libre de la gente, les ayudamos a que se distraigan de las angustias de su vida, pero no se sostiene a quienes producimos todos esos proyectos culturales que mantienen a las personas felices. Las ganas se acaban».

También echan en falta un interés «real por conocer las inquietudes de los/as artistas” por parte de las instituciones. “Tú puedes ofrecer mucho dinero, becas y subvenciones, pero si posteriormente no realizas un seguimiento sobre lo que se ha hecho con ese dinero, no sirve de nada. Todo se queda en una anécdota si no hay un interés«, afirman.

La plataforma Red Artean verá la luz dentro de unos meses y reunirá así a artistas y espacios en un único lugar. Todo/a el/la que quiera formar parte de ella debe ponerse en contacto con arteankolektiboa@gmail.com. «Si gracias a esta iniciativa conseguimos unir un poco a este gran colectivo y que las personas puedan conseguir trabajos, nuestro objetivo estará más que cumplido».