“Los proyectos que se presentan a Europa Creativa tienen que tener buenas estrategias de distribución y marketing”

Hablamos con Ainhoa González, coordinadora de Europa Creativa Desk MEDIA Euskadi

La Unión Europea ha destinado un total de 1.462 millones de euros al programa Europa Creativa, que tiene como objetivo impulsar el sector audiovisual, cultural y creativo europeo durante el periodo 2014-2020. Lo hace prestando apoyo a artistas, profesionales, organizaciones culturales y audiovisuales, de las artes escénicas o del cine y la música entre otros

La Oficina Europa Creativa España ofrece información y asesoramiento gratuito a todas las organizaciones que deseen conocer o participar en Europa Creativa, además de promocionar y difundir el Programa a través de jornadas, seminarios, talleres y estudios. Para ello cuenta con cinco oficinas, una para el subprograma Cultura, ubicada en Madrid, y cuatro para el subprograma MEDIA, con sede en Donostia, Madrid, Barcelona y Sevilla.

Go Gasteiz Kultura ha hablado sobre Europa Creativa y especialmente sobre el subprograma MEDIA con Ainhoa González, coordinadora de la oficina europea en Euskadi.

Ainhoa González, coordinadora de la oficina europea en Euskadi

Europa Creativa es el Programa de la Unión Europea destinado a impulsar los sectores culturales y creativos. Entre 2014 y 2020 se han destinado 1.462 millones de euros a financiar proyectos. ¿Cuáles eran, en un inicio, las prioridades a atender para este período que está a punto de terminar?

En lo que al sector audiovisual respecta, que es en el que más nos centramos en nuestra oficina de Euskadi, las prioridades han sido varias. Por un lado, facilitar la adquisición y mejora de habilidades y competencias de los profesionales audiovisuales y el desarrollo de redes. Por otro, aumentar la capacidad de los operadores audiovisuales para desarrollar obras europeas con potencial para circular en la Unión Europea y fuera de ella, y facilitar la coproducción europea e internacional. También fomentar los intercambios entre empresas facilitando el acceso a los mercados internacionales y de la Unión.

En el fomento de la circulación transnacional, las prioridades han sido apoyar la distribución de películas a través del marketing, la estrategia de marca, la distribución y la exhibición de obras audiovisuales, apoyar el desarrollo de la audiencia, y promover nuevos modos de distribución para permitir nuevos modelos de negocio.

¿Cómo de revisables son los objetivos que se establecen en un inicio? ¿Existe margen para cambiar o reforzar ciertas líneas ante, por ejemplo, situaciones imprevistas como la que estamos viviendo en 2020? 

El programa comienza con unos objetivos concretos, pero teniendo en cuenta que el período en el que transcurre es de 7 años, siempre existen cambios en el sector, y para reforzarlos se publican nuevas convocatorias. Por ejemplo, la formación/educación de audiencias ha sido uno de los objetivos primordiales de este período, pero a lo largo de estos 7 años ha ido ajustándose a las necesidades del mercado. 

Además, a raíz de la pandemia se han alargado los plazos de entrega de varias convocatorias y Europa Cinemas contará con una ayuda adicional de 5 millones de euros, que se gestionará en 2021, pero que ya ha adelantado el pago de 2019 y el primer semestre del 2021. Estas ayudas son muy importantes para uno de los sectores más castigados como es el de la exhibición.

Bajo Ulloa en la oficina de Europa Creativa Euskadi./Europa Creativa

En 2021 comienza una nueva etapa de Europa Creativa, etapa que se extenderá hasta 2027. ¿Cuáles son en este caso los ámbitos prioritarios a los que se atenderá?

El presupuesto propuesto para el 2021-2027 es de 1.640 millones de euros, pero está a la espera de ser confirmado por el Parlamento Europeo. Esto tendría que haber ocurrido en abril, pero la pandemia lo ha impedido. Hasta que no se apruebe el presupuesto no se pueden publicar líneas directrices. Además, el programa no va a poder ponerse en marcha el 1 de enero como estaba planteado, tendremos que irnos a marzo y retrasar las convocatorias a febrero.

La evaluación del impacto de los proyectos culturales y creativos suele resultar compleja por la cantidad de intangibles que estos manejan. Desde Europa Creativa, ¿cómo puede apoyarse a las organizaciones para que afronten esta cuestión?

Europa Creativa cuenta con una red de oficinas de información y asesoría en toda Europa, de la que forma parte la oficina de Euskadi. Son el mejor lugar donde los profesionales pueden recopilar información sobre las diferentes convocatorias de ayudas y asesorarse para presentar sus proyectos a Bruselas. En las oficinas pueden conocer los talleres de formación apoyados por MEDIA en los que pueden participar, además de obtener la lista de los festivales y mercados en los que mover su proyecto. También ofrecemos un servicio de información y conexiones para buscar socios en Europa. Nuestro valor añadido es que estamos en contacto directo con los técnicos que llevan el programa desde Bruselas, tanto en la Comisión Europea como en la Agencia Ejecutiva EACEA.

La experiencia de las oficinas les puede proteger de cometer errores comunes y les puede aportar una visión externa muy valiosa. Además de esta asesoría final, organizamos jornadas para informar sobre las diferentes convocatorias y talleres de formación sobre escritura de guiones, desarrollo de proyectos, coproducciones internacionales, marketing, agentes de ventas o dossieres. Todos ellos encaminados a ayudar a mejorar y fortalecer las solicitudes.

Industry Club del Festival de Cine de San Sebastián ha recibido ayuda de MEDIA./Europa Creativa

Con respecto al período 2014 – 2020, ¿cuál es la valoración que se hace de la participación de organizaciones vascas en Europa Creativa? ¿Qué proyectos significativos se han podido sacar adelante gracias a Europa Creativa? 

La evolución ha sido muy positiva, hemos ido creciendo muchísimo. Los profesionales vascos se están internacionalizando y eso ayuda a que se presenten a más convocatorias. Cada vez más empresas están presentes en mercados internacionales gracias, en gran medida, al trabajo que se está haciendo desde Basque Audiovisual. Hay que tener en cuenta que Europa Creativa es otra liga, estás jugando con toda Europa y hay que presentar proyectos bien armados, con buenas estrategias de distribución y de marketing.

En lo que al subprograma MEDIA respecta, los profesionales que han recibido ayuda en este último periodo son varios: Industry Club del Festival de San Sebastián, Golem, Cines Sade, Cines Florida, Multis de Bilbao, Mini red de cines de Zineuskadi, Delirium Studios, Euskadi Film AIE, Basque Films, Kanaki Films, Kowalski Films, Uniko, Abra producciones, Moriarti Films o Sayaka Films entre otros. En total hemos recibido más de 6 millones de euros de ayudas de Europa Creativa en Euskadi desde 2014.

El sector cultural y creativo es muy diverso; hay organizaciones de muchas formas y tamaños. ¿Cuál es el perfil de organizaciones que más participan en Europa Creativa?

Desde la oficina de Euskadi trabajamos especialmente el subprograma MEDIA, en el que las productoras audiovisuales, de ficción, animación y documental son las que más participan. También distribuidoras y exhibidoras. En festivales no recibimos ninguna ayuda porque desde Europa te exigen que tengas un 70% de programación europea, y no alcanzamos esos niveles. En Cultura destacan las compañías de teatro.

Jorge Gil eta Ander Iriarte de la productora Mirokutana./Europa Creativa

Para poder ser socio/a (y no digamos líder) en un proyecto europeo hay que tener gran capacidad de gestión. ¿Hay solución para organizaciones que no la tienen?

Desde el principio hay que definir los roles de cada profesional en la obra. Guionista, director, productor, productor ejecutivo, inversor; cada uno debe tener su función. Levantar un proyecto con aspiraciones internacionales en empresas pequeñas es muy complicado y muchas veces no contamos con personal suficiente. A veces las ganas por embarcarnos en este tipo de proyectos superan la realidad de las posibilidades que hay para hacerlo. En el caso del subprograma MEDIA debemos tener en cuenta que este supone dar un paso hacia adelante, e internacionalizar los proyectos y las empresas. Van a competir con profesionales que tienen a sus espaldas muchos años de carrera profesional, por lo que el equipo de trabajo tiene que ser muy fuerte, sólido y dominar el inglés, un asunto que puede parecer menor pero que es muy importante. 

¿Supone la justificación de los proyectos una dificultad importante a la hora de  participar en un programa europeo?.

No creo que la justificación sea una de las partes más dificultosas de presentar un proyecto, al menos en el subprograma MEDIA. Hay que tener en cuenta los tiempos de justificación de gastos. En desarrollo, por ejemplo, no se podrá empezar con el rodaje hasta 8 meses después de firmar el contrato con MEDIA, y si los resultados se demoran, puede suponer un problema. Por lo demás, creo que todas las ayudas tienen exigencias muy parecidas a este respecto.

¿Pueden las instituciones públicas ser socias e incluso liderar proyectos en Europa Creativa? ¿Hay instituciones públicas en Euskadi que lo estén haciendo?

Claro que sí. Sobre todo en las convocatorias de cultura en las que necesitas contar con varios socios de diferentes países. Tenemos ejemplos como Donostia Kultura, que recibió ayuda de cooperación con el proyecto “Other Words”. En el caso de MEDIA está más dirigido a empresas privadas.

Encuentro de coproducción España-Francia./Europa Creativa

Para participar en un proyecto europeo las organizaciones tienen que contar con financiación proveniente de otras fuentes y en muchas ocasiones con el apoyo de sus administraciones locales. ¿Cuán de importante es este factor a la hora de que un proyecto sea aprobado? ?

La ayuda de Europa Creativa es una cofinanciación, supone una ayuda adicional a lo que ya se tiene confirmado. Es muy importante que en el presupuesto que se presenta con la solicitud se cuente con ayudas regionales, estatales o de televisiones para demostrar que se tiene un proyecto sólido y que ha sido valorado previamente. Además, en el caso de MEDIA, aunque la coproducción no sea obligatoria, uno de los principales objetivos es la movilidad, la cooperación transnacional; colaborar entre profesionales europeos a través de la coproducción. También es importante que la coproducción no sea únicamente financiera, sino que el proyecto cuente con un equipo internacional, ya que estará muchísimo mejor valorado por la comisión de expertos. La coproducción les ofrecerá la posibilidad de acceder a las ayudas financieras de los demás países con los que colaboren, además de facilitar la distribución de la película en los países con los que coproducen.

A nivel europeo, ¿qué países son los que más participan de Europa Creativa?

Todos los países que pertenecen al programa participan en la medida del sector con el que cuentan. Hay convocatorias a las que pueden acceder solo los grandes países, como es la de Slate Funding, que requiere empresas de mediano y gran tamaño para hacer frente a varios proyectos en desarrollo. Pero en cambio, hay otros países más pequeños que cuentan con empresas o instituciones que desarrollan proyectos culturales más interesantes. Los países grandes que más ayuda reciben son Francia, Alemania y Reino Unido, y entre los países de mediana y pequeña capacidad de producción se encuentran Bélgica, Dinamarca, Suecia y Holanda. 

El sector cultural y creativo puede participar en Europa Creativa, pero también en otros programas impulsados desde la UE que apoyan el ámbito de la educación, el desarrollo de PYMES, la atención a proyectos de innovación, etc. ¿Qué otros programas te parecen especialmente interesantes para el sector?

Europa ofrece un gran abanico de posibilidades de financiación dirigidas a las industrias culturales y creativas que no solo se encuentran en el programa Europa Creativa. Contamos con programas como Ibermedia si estamos coproduciendo con Latinoamérica, Eurimages para coproducciones europeas, Erasmus + para proyectos de educación, formación, juventud y deporte, u Horizon 2020 para empresas tecnológicas.