Cómo crear, conservar y recuperar recuerdos

Nahikari Mora y Clara Sánchez-Dehesa acaban de constituir la cooperativa cultural HAZ, dedicada a recuperar fotografías y películas analógicas, así como a crear nuevo material mediante técnicas tradicionales

Nahikari Mora y Clara Sánchez-Dehesa./ Endika Portillo

Recuperación, creación y conservación de fotografía, y cine analógico. De esta manera se presenta HAZ, el nuevo proyecto de la fotógrafa analógica Nahikari Mora y la especialista en conservación y restauración de material audiovisual, Clara Sánchez-Dehesa. Los caminos de estas dos amantes de las artes visuales se cruzaron en varios proyectos anteriores y el interés común hizo que se unieran para emprender esta nueva aventura.

Dos años lleva cocinándose HAZ, pero no fue hasta hace unas semanas cuando se registraron como cooperativa y se pusieron manos a la obra con el local. “Ahora estamos trabajando en la programación formativa del próximo curso y en el montaje del propio laboratorio, ubicado en la calle Palencia 14”, explica Nahikari.

La nueva cooperativa aúna las líneas de trabajo de las asociaciones Enelu y Fósforo, donde anteriormente trabajaban Nahikari y Clara respectivamente. A pesar de no haber arrancado de manera oficial, han comenzado con los primeros talleres y tienen preparados dos programas para desarrollar durante el curso 2020/2021.

Pero para este mismo mes de julio ya han organizado un encuentro creativo experimental llamado ‘Fotografiar lo invisible’. “Planteamos, en un entorno natural, una serie de dinámicas grupales para reflexionar sobre todo eso que es invisible pero perceptible por otros sentidos. La idea es plasmarlo fotográficamente con técnicas analógicas, ya sea con cámaras o mediante fotografías hechas sin cámara”, explica Mora.

Taller “Fotografiar sin cámara”./HAZ

Durante el próximo curso llevarán a cabo el proyecto ‘Al margen del deterioro’, con el que plantean varias acciones en torno al cine, la restauración y la recuperación. Una de ellas será un visionado de películas, un autocine y varias sesiones de cine en entornos naturales. También van a organizar un encuentro con diferentes agentes del área de la conservación y restauración para dar a conocer este tipo de proyectos mediante una charla abierta al público. Además, han organizado dos talleres de creación que llevarán a cabo con películas de Super-8 y álbumes familiares. El objetivo de estos talleres es “crear algo nuevo a través de lo ya creado”. 

Por último, dentro de las diferentes acciones de ‘Al margen del deterioro’, han incluido el proyecto ‘Rollos de familia’, en el que Clara lleva trabajando más de seis años. “Se trata de una recuperación activa de cine doméstico de Vitoria-Gasteiz. Nos ponemos en contacto con personas que tienen películas caseras de Super-8, las recuperamos y las vemos. Esas cintas pasan a formar parte de la Red de Cine Doméstico, una plataforma donde se cuelgan cientos de películas caseras y que se ha convertido en una gran base de datos de cine doméstico de nuestro país”, explica Clara. El objetivo es que estos vídeos sirvan para investigación, “pero si un/a particular quiere las imágenes para otro uso, entonces le ponemos en contacto con el/a propietario/a y entre ellos/as llegan a un acuerdo”. 

Pero estos dos no son los únicos proyectos que tienen Nahikari y Clara entre manos. El próximo 10 de octubre celebrarán el ‘Home Movie Day’. Se trata de un proyecto divulgativo en torno al cine doméstico que se celebra en diferentes puntos del mundo, durante octubre, el mes del patrimonio visual. “Nosotras además de divulgar el contenido, lo reutilizamos invitando a diferentes artistas a que usen este material dentro de sus flujos de trabajo y disfrutamos así de sus creaciones en el evento de celebración. Este año contaremos con una artista audiovisual que desvelaremos cuando presentemos el programa completo”, adelantan. 

Asesoría de creadores

“Los/as artistas muchas veces se sorprenden de que sus obras no duran y se deterioran”, cuenta Clara. Este también es otro de los objetivos de HAZ, asesorar a los/as artistas sobre cuáles son las mejores técnicas para crear y conservar su material. Afirma que “hay que educar al cliente, ya que actualmente apenas se le da importancia a la conservación y al cabo de unos años es cuando se dan cuenta, cuando el material ya se ha dañado”.

Clara Sánchez-Dehesa y Nahikari Mora durante la entrevista./Endika Portillo

Nahikari explica que en la educación ocurre lo mismo. “La gente quiere que les enseñe la técnica analógica, a hacer buenas fotos, pero es muy importante entender el soporte, lo que se hacía hace cientos de años y por qué ahora las cosas se hacen de una u otra manera. En los talleres, aparte de hacer fotos, también enseñamos todo esto a través de la práctica, de lo tangible”. 

Y es que eso es justo lo que enamoró a Nahikari de la fotografía analógica. “Descubrí este mundo gracias a Koldo, un profesor que tuve en la Escuela de Artes. Lo que más me gusta es el proceso, más que el resultado final, lo tangible, lo que puedo tocar. La relación en lo digital es más fría y no dejas tu huella, en lo analógico sí”, afirma.

A Clara le ocurrió algo parecido. ”Estudié restauración de documento gráfico en Madrid, pero me llamaba lo desconocido, así que me especialicé en cine y fotografía, algo que nadie hacía cuando yo empecé”. Afirma que lo que más le atrae de la restauración es “todo el conocimiento que hay detrás de los procesos analógicos, apropiarme de esos conocimientos y utilizarlos a mi gusto”.

Taller “Fotografiar sin cámara”./HAZ

Explican que la gente no está acostumbrada a pagar por fotografías ni por restauraciones. Es por eso que otro de los objetivos de HAZ es “poner en valor nuestro trabajo y que la gente comprenda todo el proceso que hay detrás, solo así entenderán por qué las cosas cuestan dinero”.

Ambas admiten que en plena era de la imagen es cada vez más difícil hacer algo diferente y que llame la atención. “En el ámbito de la fotografía está complicado hacerse un hueco y ganarse la vida solo mediante fotos, y en la restauración, o consigues una plaza en una entidad pública o inventas algo”, afirma Clara. Y eso es lo que ha hecho esta pareja; unir fuerzas, compartir conocimientos y apostar por una propuesta de valor “súper novedosa. Nadie ofrece lo que ofrecemos nosotras”.

La página web de HAZ se encuentra en estos momentos en construcción. Para ponerte en contacto con Nahikari y Clara puedes escribirles a: Kaixo@somoshaz.com