Viajar, sí, pero en el tiempo

‘Álava medieval’ organiza visitas guiadas para redescubrir y conocer los secretos del santuario de Estíbaliz, las iglesias pintadas o el paisaje cultural de Alegría-Dulantzi. ¿Que no podemos viajar en el espacio? ¡Lo hacemos en el tiempo!

‘Álava medieval’ es un proyecto impulsado por la asociación Kultur Soleil hace ya cuatro años. En este tiempo el equipo de trabajo se ha dedicado a la investigación histórico-artística del patrimonio medieval alavés y a su divulgación a través de diversas iniciativas como visitas guiadas, publicaciones, cursos y ferias.

«El territorio histórico de Álava cuenta con un riquísimo patrimonio de época medieval al que no siempre se le ha prestado la atención que merece», nos cuentan desde la asociación. Desde las cuevas artificiales y eremitorios altomedievales, pasando por los innumerables templos románicos, hasta las grandes fábricas góticas; la provincia alberga obras sobre las que aún queda mucho por conocer y difundir.

Visita guiada a Estíbaliz./Álava medieval

El proyecto ‘Álava medieval’ está compuesto por un equipo interdisciplinar formado por investigadores/as del ámbito histórico-artístico, divulgadores/as y personas expertas en turismo y difusión patrimonial. De este modo, las investigaciones académicas llevadas a cabo encuentran su plasmación en iniciativas de divulgación que buscan acercar a la sociedad los conocimientos adquiridos. Así mismo, las propuestas turísticas o de ocio proyectadas por el equipo cuentan en todo momento con el soporte y el asesoramiento de voces expertas para así garantizar la veracidad y adecuación de los contenidos.

A causa del coronavirus, las actividades de divulgación que organizan a lo largo del año (excursiones, visitas guiadas y cursos) quedaron en stand-by durante el tiempo que duró el confinamiento. Una vez levantado el estado de alarma, y siguiendo la tradición de cada verano, el equipo de ‘Álava medieval’ ha reactivado diferentes planes para disfrutar y conocer el patrimonio alavés.

Visitas a Estíbaliz

A escasos 10 kilómetros de Vitoria-Gasteiz, en lo alto de una colina convertida en parque natural, se eleva la joya del románico de Euskadi. Construida a mediados del siglo XII, de aquella época queda la iglesia, convertida hoy en día en un santuario en el que se aloja la talla medieval de la Virgen de Estíbaliz, patrona de Álava.

Exterior del Santuario de Estíbaliz./Álava Medieval

Su portada plagada de una fina decoración vegetal y figurativa, sus tres ábsides, la originalidad de sus canecillos, la pila bautismal y los capiteles del interior ofrecen al visitante un verdadero viaje al pasado. Además, en las inmediaciones se encuentra el Centro de Interpretación del Románico en Álava, donde poder comprender mejor las particularidades de este estilo en el territorio alavés.

Arriba, elementos de la portada. Abajo, interior del templo y la bóveda./Álava Medieval

Las visitas oficiales al Santuario de Estíbaliz son los sábados de 17:30h a 19h. Se recorre tanto el interior como el exterior del santuario y el Centro de Interpretación. Para realizar la ruta es necesaria la reserva previa en el 660 766 383 (de lunes a viernes de 9h a 18h) o en contacto@alavamedieval.com. Además de esta opción, también se realizan visitas para grupos, previa reserva y con tarifas variables dependiendo del número de personas.

Iglesias pintadas

Las visitas guiadas a las iglesias pintadas son recorridos cerrados en los que cada persona o familia va en su coche. El horario es de 11h a 14:30h, con lo que hay que presentarse en el primer punto del recorrido a las 11h.

Estas visitas se realizan los martes, jueves, sábados y domingos. El primer punto del recorrido siempre es el mismo. Se accede primero a la iglesia de San Martín de Tour en Gazeo. El templo románico luce unas espléndidas pinturas murales del siglo XIV que fueron descubiertas en 1967 al retirar el retablo mayor. El programa pictórico corresponde al gótico lineal y tenía la misión de transmitir hechos religiosos a la población analfabeta.

Ábside de la iglesia de San Martín de Tours de Gazeo./Álava Medieval

La ruta continúa en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Alaiza. Sus pinturas rojizas son menos elaboradas que las de Gazeo, pero más sorprendentes, ya que recrean escenas bélicas que bien pudieran representar algún momento de los numerosos enfrentamientos bélicos que la comarca vivió en el siglo XIV.

Pinturas rojizas de Alaiza./Álava Medieval

Los martes y sábado la visita continúa en la Iglesia de Nuestra Señora de Añua, en el municipio de Elburgo. Es un templo rural levantado en diversas etapas arquitectónicas cuyo elemento más destacado es su ábside del siglo XIII protogótico de transición desde el Románico. Constituye un ejemplo singular de la arquitectura de esta época y este estilo en Álava.

La visita finaliza conociendo las misteriosas pinturas rojas que la iglesia de San Martín de Arbulo ha estado escondiendo durante siglos. Desde 1999 hasta 2008 el templo permaneció cerrado debido a unas obras de restauración. Al retirar el retablo aparecieron los muros originales de la iglesia y una serie de pinturas rojas con forma de asterisco, flores de lis, una serie de aves enfrentadas entre sí, lo que parece un lobo, un jabalí, ruedas… Todo un conjunto de elementos muy difíciles de explicar.

Pinturas rojas de la iglesia de San Martín de Arbulo./Álava medieval

Los jueves y domingos, tras visitar Gazeo y Alaiza, la ruta continúa en Agurain, una de las villas medievales de Álava con mayor riqueza patrimonial. Incluye la entrada a las iglesias de San Juan, Santa María y la ermita de San Martín.

Para realizar cualquiera de estas visitas es necesaria la reserva previa en el 660 766 383 (de lunes a viernes de 9 a 18h) o en contacto@alavamedieval.com. Además de esta opción, también se realizan visitas para grupos, previa reserva y con tarifas variables dependiendo del número de personas.

El paisaje Cultural de Alegría-Dulantzi

‘Álava medieval’ inaugura su visita guiada a Alegría-Dulantzi. Se realiza los viernes, a partir del 17 de julio, y se podrá recorrer el Castro de Henaio, la ermita de Ayala y el pueblo de Alegría-Dulantzi. Esta visita está confeccionada para ofrecer una perspectiva global del proceso de poblamiento y despoblamiento que hubo en el entorno de la Llanada alavesa desde la Edad de Bronce hasta la Edad Moderna.

El Castro de Henaio fue el emplazamiento de un poblado fortificado que se asentó en una colina cercana a la localidad de Alegría-Dulantzi durante la Edad de Bronce Final y que se mantuvo activo durante toda la Edad de Hierro (entre los años 840 y 100 a.C). Las excavaciones arqueológicas efectuadas entre los años 1969 y 1970 permitieron descubrir cómo era la vida de estas personas: sus viviendas, su economía, las defensas del poblado frente a posibles ataques de invasores, etc.

Una de las casas del poblado./Alavaturismo

El punto de encuentro es el parking de Henaio a las 11h y termina a las 14h después de un paseo por el pueblo y visitar su entorno. Las reservas oficiales se deben hacer en la oficina de Turismo de Agurain, en el 945 302 931.

Patrimonio abierto

El proyecto ‘Ondare irekia / Patrimonio abierto’, impulsado por ‘Álava medieval’ y Fundación Vital tiene como objetivo dar difusión y visibilidad al patrimonio alavés a través de un catálogo de fichas online con el que se puede recorrer el Camino de Santiago alavés de forma digital.

Da la oportunidad de conocer diferentes edificios históricos desde casa, a través de la web de ‘Álava medieval’, o in situ, con códigos QR colocados en los propios monumentos. Se puede acceder a información sobre la disponibilidad de apertura de los edificios, saber si tienen visitas guiadas, ver fotografías recientes y antiguas, información histórico-artística sobre el enclave, imágenes en 360º y vídeos de corta duración que permiten conocer el interior de todos aquellos lugares que, por norma general, suelen estar cerrados o de los que apenas hay información en Internet.

Presencia online

El confinamiento ha hecho que ‘Álava medieval’ se haya tenido que reinventar y ofrecer a sus socios/as y seguidores/as una alternativa virtual. Así, el equipo ha puesto en marcha una nueva plataforma online denominada Canal Álava Medieval, donde se puede acceder a cientos de horas de contenido audiovisual sobre el patrimonio y la historia alavesa.

Entre este material hay vídeos de conferencias, colaboraciones en televisión y prensa, participaciones en radio, podcasts o vídeos. Este archivo es el punto de arranque para una iniciativa mucho más ambiciosa a través de la cual ‘Álava Medieval’ pretende apostar por la digitalización de las iniciativas culturales como herramienta de difusión para el futuro. “Esta situación nos ha permitido meternos de lleno en el mundo virtual y ver otras vías de alcance. Hemos conseguido llegar a mucha gente a la que, de otra manera, no hubiéramos llegado”, afirma el equipo.