“La cultura te permite romper los miedos y acercarte a la gente”

La Asociación Colombia-Euskadi trabaja desde hace 15 años en pro de la convivencia, la participación ciudadana y la cooperación al desarrollo con la cultura como eje central

Jhon Freddy Hernández, presidente de la asociación Colombia-Euskadi- / Yone Estivariz

5.371 colombianos/as viven a día de hoy en Álava. Una llegada que comenzó en los años ochenta, y que tuvo su momento de mayor afluencia durante la época de bonanza económica que se dió desde finales de los noventa hasta la crisis económica de 2008. La necesidad de tener un grupo de referencia en la ciudad para aquellas/as que recién aterrizaban en  Vitoria-Gasteiz hizo que varias personas crearan la Asociación Colombia-Euskadi.

Esta asociación nació alrededor de un grupo de danzas colombianas que tenía como objetivo difundir en Euskadi el folclore, la cultura y la historia del país suramericano. Con el tiempo han ido generando acciones de participación ciudadana, convivencia, interculturalidad y cooperación al desarrollo en las zonas más desfavorecidas de Colombia.

Actualmente sus miembros han sido reconocidos con el premio Gasteiz Gaztea por el trabajo que realizan tanto en la capital alavesa como en la ciudad colombiana de Ibagué, donde a través de la creatividad ayudan a personas jóvenes con diversas problemáticas. Hablamos con Jhon Freddy Hernández, presidente de la asociación.

15 años ya desde que nació Asociación Colombia Euskadi. ¿Cómo fueron esos inicios?

Los primeros años del 2000 hubo una gran migración de colombianos/as a España. Muchos/as de ellos/as nos instalamos aquí, en Vitoria-Gasteiz. Creamos la asociación para unirnos, acompañarnos y mantener las tradiciones y la cultura colombiana, y también para difundirlas. Más allá de conocer Colombia por los temas de guerra, conflictos y narcotráfico, el país tiene una cultura y un folclore que consideramos que es bueno difundir.

En un principio éramos un grupo de danzas folclóricas colombianas, pero con el tiempo hemos ido generando acciones de participación ciudadana. Nos implicamos en el día a día de la ciudad y generamos acciones de integración. Tratamos de aportar desde nuestra diversidad y así tener un buena convivencia.

Una de las actuaciones del grupo de danzas colombianas. /Cedidas

Háblanos de los proyectos en los que estáis trabajando actualmente

Trabajamos en dos direcciones. Por un lado tenemos los proyectos de difusión de la cultura colombiana y por otro las acciones de convivencia e interculturalidad. Para la difusión de la cultura contamos con un grupo de danza que acude a eventos, ferias y festivales por todo Euskadi, que baila y muestra una pequeña parte de Colombia. También organizamos un Cine Fórum y emitimos películas producidas en nuestro país, donde se muestra cómo es la vida allí y cuáles son nuestras tradiciones y costumbres.

Desarrollamos también varios proyectos relacionados con la convivencia y la interculturalidad; todos giran alrededor del arte y la creación. Uno de ellos es ”Comic-nicando por la convivencia”, donde generamos, a través del cómic, situaciones que promuevan la lucha contra el racismo y la xenofobia. Trabajamos en varios centros escolares de Álava y con todos los cómics producidos por los/as alumnos/as realizaremos una exposición que girará por diferentes espacios públicos de toda la provincia.

Creación de un mural en Koldo Mitxelena. /Cedida

Otro de nuestros proyectos es la realización de pequeños vídeos que subimos a Youtube donde las personas migrantes cuentan sus vivencias, tanto positivas como negativas. De esta manera todas las personas que lo deseen pueden conocer de primera mano la experiencia de tener que dejar tu país en busca de una nueva vida.

Por último, contamos con una radio online y un blog digital, Radio Prisma. La parte de la radio tiene una programación musical muy variada y damos espacio a programas que se graban en diferentes talleres de radio que se imparten en Vitoria-Gasteiz. El blog lo alimentamos con noticias sobre diversidad cultural, siempre desde un punto de vista positivo, que ayude a una mejor convivencia.

Aparte de trabajar aquí en Vitoria, tenéis varios proyectos en Colombia. De hecho hace unos meses fuisteis galardonados con el premio Gasteiz Gaztea.

Sí, fue un gran reconocimiento a nuestro trabajo en Ibagué. Llevamos a cabo iniciativas juveniles, tanto en Vitoria como en Colombia. En este proyecto trabajamos con jóvenes colombianos/as en situación de vulnerabilidad. Estos chicos y chicas pertenecen a asociaciones que se mueven en la parte artística y cultural; arte urbano, hip-hop, danza, etc., pero que no tienen la posibilidad de desarrollar sus actividades.

A través de este proyecto ponemos en contacto a jóvenes de Vitoria y de Ibagué para que conozcan tanto el trabajo que realizan unos/as y otros/as en sus países como las diferentes formas que tienen de vivir la cultura. Han tenido la oportunidad de compartir acciones artísticas y culturales, y conocer otras maneras de expresarse. Este tipo de acciones enriquecen tanto a vitorianos/as como a colombianos/as.

La Asociación recibe el premio Gasteiz Gaztea./Cedida

¿Por qué es importante llevar a cabo proyectos de convivencia e interculturalidad en Vitoria?

Hay que promover el conocimiento de otras culturas y otras maneras de pensar para desmontar los miedos. A través del miedo se generan conflictos, situaciones de marginación y exclusión. Estas actividades te permiten dar a conocer otras formas de pensar y de vivir, de demostrar que los/as migrantes no son un peligro para los/as autóctonos/as, sino que te permite abrir la mente. Es una manera de abrirnos y no sentirnos el ombligo del mundo. La cultura es la forma más fácil de dar a entender a otras personas las diferencias. Es importante que todos/as conozcamos, reconozcamos y respetemos otras identidades.

¿Cómo acogemos en Vitoria-Gasteiz este tipo de iniciativas que lleváis a cabo desde la Asociación?

Todo lo que tiene que ver con el folclore siempre en bienvenido. La música y la danza colombiana es muy viva, por lo que llama mucho la atención a la gente de aquí. Las acciones relacionadas con la convivencia ya dependen un poco del público. Primero nos solemos encontrar con resistencia, pero poco a poco la gente se va abriendo, y comienzan así a caer mitos y estereotipos.

En cuanto a los centros escolares, las direcciones te facilitan mucho el trabajo. Sabemos que la carga curricular es muy grande, pero nos abren las puertas y nos ceden espacios. Los/as chavales/as son muy abiertos/as a recibir información y a realizar actividades.

Kidez-Kide es otro de los proyectos que tenéis entre manos, impulsado por los Servicios de Cooperación al Desarrollo y de Juventud del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz .

Es un proyecto que se está realizando en tres centros educativos de la ciudad: IES Federico Baraibar, CPEIPS Corazonistas e IES Ekialdea. Está dirigido a jóvenes de 14 a 18 años con el objetivo de formar personas críticas, responsables y solidarias, capaces de tomar conciencia y actuar en consecuencia ante las desigualdades socio-económicas existentes entre diferentes colectivos. Los/as participantes de Kidez-Kide tienen la oportunidad de conocer a otros chicos y chicas de su misma edad y de otros centros educativos en Ibagué, Colombia, ciudad hermanada con Vitoria-Gasteiz, utilizando las nuevas tecnologías y redes sociales. De esta forma, comparten experiencias, inquietudes, aficiones, intereses, etc.

Los/as jóvenes de los tres centros educativos son muy diferentes, por lo que la manera de trabajar también cambia. Algunos/as son más conscientes de la realidad y otros/as viven en una realidad paralela, totalmente ajena a ellos/as, pero todos/as acaban participando y dando lo mejor de cada cual.

¿Desde la cultura se pueden combatir los mensajes xenófobos que escuchamos últimamente?

Sí, es la única manera de combatirlos. Los datos también ayudan, pero por muchos datos e información que facilitemos, hay gente que no los quiere creer. La cultura te ayuda a acercarte a la gente. Si hay dos personas que comparten la misma pasión, la pintura por ejemplo, esa pasión les va a unir, y una vez estando ahí ya se empieza a dialogar, a conocerse mutuamente, a sentir que las problemáticas se comparten. La cultura te permite mostrar lo mejor del ser humano, romper los miedos.

¿Crees que algún día este mestizaje intercultural y el movimiento de los pueblos a lo largo de todo el mundo conseguirá que nos deje de parecer exótica una cultura extranjera y llegue a formar parte de nuestra propia idiosincrasia?

Yo creo que ya es parte del día a día. La revolución tecnológica te permite acercarte a otras realidades y conocerlas de manera más directa. Esa realidad ya convive aquí, pero el temor ahora es todo el discurso reaccionario que escuchamos últimamente. A nivel de Vitoria se está trabajando mucho por la interculturalidad, desde el proyecto educativo Goian en el Casco Viejo, pasando por las AMPAS de diferentes centros escolares; proyectos pequeños pero que van calando y ayudando a la convivencia.