“Es el momento de superarse y vencer a la COVID-19 con cultura”

Conocemos ¶espazioa, una sala de exposiciones autogestionada, independiente y no subvencionada que saca adelante José Cos, profesor jubilado de la Escuela de Artes y Oficios

Jose Cos en la entrada de ¶espazioa./ Endika Portillo

El día que José Cos se jubiló hace 9 años como profesor de la Escuela de Artes y Oficios de Vitoria-Gasteiz, comenzó a crear una de sus obras más importantes; ¶espazioa. La sala de exposiciones y encuentros abrió sus puertas en 2014 en el barrio de El Pilar, y desde entonces ha sido testigo del ir y venir de decenas de artistas locales. 

En todos estos años, la sala ha acogido 40 exposiciones, pero Cos incide en que también “hay lugar para encuentros, debates, teatro, recitales, presentaciones de libros, etc”. Se trata de un lugar “alternativo a lo que se presenta por parte de las instituciones”, además de ser autogestionado, independiente y no subvencionado. Todo sale de la pensión que cobra el ex profesor, “aunque muy de vez en cuando ponemos precio simbólico a alguna actividad. Mientras que las instituciones no sean más permeables, no pediremos subvenciones”. afirma. 

Sala de exposiciones y encuentros ¶espazioa./ Endika Portillo

Lucha por la paridad

¶espazioa intenta impulsar, desde sus inicios, proyectos colectivos, diferentes y feministas. “Procuro ser paritario, que el 50% sean ideas de mujeres”, explica Cos, “pero tenemos un déficit en las exposiciones individuales, hay muchos más hombres”. Al mismo tiempo, la sala busca dar a conocer propuestas “diferentes”. La exposición o la actividad que se vaya a realizar “tiene que estar justificada y ser original, que podamos ver algo único”, explica. Otro de sus objetivos es dar un espacio a artistas que no tienen oportunidad de exponer en otras salas.

Una de las exposiciones que José recuerda con más cariño es una que trataba sobre la prostitución. “Intentaba reflejar la situación actual. Queríamos que los periódicos dejaran de publicar anuncios sexuales, y unos días antes de la inauguración, estos se ilegalizaron. Nos pusimos muy felices y tuvimos que darle una vuelta a la idea principal, así que empezamos a investigar sobre qué pasaba con los anuncios de Internet”, cuenta.

Jose Cos durante la entrevista con Go Gasteiz Kultura./ Endika Portillo

Mirada al pasado y futuro

En estos seis años de recorrido, ¶espazioa ha evolucionado y se ha vuelto “más exigente”. Desgraciadamente, José Cos afirma que todavía hay mucho trabajo por hacer porque “no conseguimos llegar a ser esa sala de barrio que nos gustaría. Seguimos trabajando en ello, pero cuesta mucho dirigirse a la gente de El Pilar, un barrio cada día más multicultural”.

En ese sentido, el artista explica que el perfil de las personas que se acercan a ¶espazio es de alguien de 40 a 50 años. “Es verdad que también viene gente joven, pero la edad es un mal en toda la cultura”. Para fomentar ese acercamiento a las galerías, Cos considera que las instituciones “no tienen que comer el coco, pero sí hacer una política de acercar la cultura al/a observador/a”. 

Jose Cos trabaja en la siguiente exposición de ¶espazioa./ Endika Portillo

A pesar de que ¶espazio es una sala que no recibe subvenciones, José incide en la necesidad de que las instituciones ayuden económicamente, “pero siempre con un retorno social. Es decir, si has recibido una ayuda y gracias a eso has conseguido éxito y mucho dinero, creo que lo correcto sería que devolvieras un porcentaje de esa subvención”, explica. No obstante, insiste en que las administraciones “tienen que ser más porosas y no decir lo que tienes o no que hacer, aunque entiendo que se tienen que tratar una serie de elementos”. 

Cos mira al futuro resignado pero con cierta esperanza. Afirma que en el sector cultural “cada uno/a mira por lo suyo. Me encantaría que no hubiese competición entre nosotros/as, que nos juntásemos, que peleásemos unidos/as por ese 2%, que el dinero público se utilizase para tejer una red de apoyo. Me encantaría hacer un ¶espazioa más amplio, aunque cambie de nombre, pero donde quepamos todos/as. Ahora es el momento para que los/as artistas decidan junto a la administración qué hacer. Es el momento de hacer cosas nuevas, de reinventarse. Es el momento de superarse y vencer a la COVID-19 con cultura”.