«Cada vez hay más tolerancia hacia el graffiti»

Diego Berruete, Sinpa, nos cuenta cómo fueron sus inicios en el mundo del graffiti y cómo es el proceso de creación de sus obras

A Diego Berrugete, más conocido como Sinpa, la afición por pintar le viene desde muy pequeño. Cuenta que a su madre siempre le ha gustado dibujar, por lo que él también heredó ese interés. No fue hasta los 14 años cuando descubrió el graffiti y, aunque estudió Ilustración en Zaramaga, su formación en este ámbito ha sido «totalmente autodidacta».

Poco a poco comenzaron a llegar los primeros encargos para pintar en bares y diferentes locales comerciales de la ciudad, y actualmente sus creaciones también se pueden ver en fachadas, colegios y garajes de Vitoria. También colabora con ‘Pompa 945’, un proyecto que «trata de generar lazos en la comunidad poniendo en contacto diferentes colectivos para regenerar el barrio de El Pilar a través del arte».

Afirma que cada vez hay más tolerancia hacia el graffiti. «Con el tema de ‘La ciudad pintada’, la gente te ve con otros ojos cuando estás pintando. Antes siempre te recriminaban cuando te veían con los sprays; ahora no, ahora la gente ve lo que estás haciendo y luego ya comentan si les gusta o no», afirma.