“Contamos con un programa de conciertos pedagógicos único en el Estado”

Más allá de los actos y conciertos a los que nos tienen acostumbrados/as, los/as miembros de la Banda Municipal de Música de Vitoria-Gasteiz participan, al año, en un centenar de actividades; acciones sociales, pedagógicas y de difusión musical, que hacen de la Banda un proyecto que continuamente busca romper la cuarta pared

La Banda Municipal recibe a personas mayores en Musiketxea, donde les ofrecen un pequeño concierto. /Yone Estivariz

La música siempre ha sido uno de los elementos principales en todos los actos y celebraciones de Vitoria-Gasteiz. Corría el año 1894 cuando el entonces alcalde de la ciudad, Odón de Apraiz, aprobó la creación de la primera Banda Municipal de Música, compuesta por 48 personas. La presentación en sociedad se hizo de rogar y es que, aunque los/as vitorianos/as esperaban expectantes poder disfrutar de su música, no fue hasta febrero del ‘95 cuando la Banda tocó por primera vez en el salón de recepciones del Ayuntamiento. 

Banda Municipal de Música. Director: José Escoriaza. Hacia 1916. / E. Guinea. AMVG

Sin embargo, 11 años después de su nacimiento, los problemas económicos comenzaron a azotar a la agrupación, y aunque acababa de obtener el primer premio en el certamen de bandas en Bilbao, desapareció. Este hecho provocó que el Ayuntamiento tuviera que contratar a grupos musicales militares para amenizar los días festivos en la Plaza Nueva y en la Florida, puesto que eran muchas ya las personas asiduas a los divertidos conciertos de la desaparecida Banda. 

Pero Vitoria-Gasteiz seguía necesitando su agrupación, así que en 1916 el presidente de la Comisión de Festejos impulsó la creación de una nueva Banda Municipal, a la que el Ayuntamiento destinó 13.750 pesetas a contratar a los 32 músicos, la dirección y la subdirección. Desde entonces ya ha pasado más de un siglo, 6 directores y centenares de músicos/as por sus filas, y la banda sigue estando presente en los actos culturales y sociales más importantes de la ciudad.

La Banda durante las fiestas de La Blanca. /V.G

Actualmente la agrupación cuenta con 31 miembros, un tercio de ellas mujeres. “Se trata de la banda con más presencia femenina del Estado, porcentualmente hablando”, afirma Iratxe Loma, técnica de la Banda. La batuta está actualmente a manos de Iker Olazabal, director adjunto. Hilario Extremiana, el que ha sido director de la agrupación durante más de 20 años, se despedía de los escenarios el pasado 20 de noviembre con el concierto ‘Oroitzapenak / Recuerdos’ en el Teatro Principal.

Concierto despedida de Hilario Extremiana. / Banda Municipal

Y es que la Banda Municipal de Música tiene una agenda muy apretada. A sus ya famosas actuaciones en fiestas de La Blanca y Navidades, se le suman el ciclo de “Música al aire libre”, la “Temporada de abono en el Principal” y las diferentes actuaciones que realizan por todo Álava. Pero el trabajo no acaba ahí, ya que uno de los objetivos de la agrupación es que todos los/as niños/as de la ciudad conozcan y disfruten con su música en directo. Para ello, la Banda Municipal, junto al Departamento de Educación, organiza conciertos pedagógicos a lo largo del año dirigidos al alumnado de Primaria y Secundaria de todo los centros escolares de la ciudad. Al programa “Expresión musical. Clase con notas” acuden anualmente alrededor de 10.000 alumnos/as de centros públicos, concertados y de educación especial.“Es un programa único en España”, declara Iratxe, “cuando me reúno con directores/as y músicos/as de otras comunidades alucinan con la iniciativa, que recordemos comenzó hace 20 años. La verdad es que los/as niños/as de Vitoria-Gasteiz son muy afortunados/as por poder disfrutar de la música en directo, y nosotros/as por formar parte de ello”.

Alumnos/as disfrutan de uno de los conciertos pedagógicos de la Banda Municipal./ Yone Estivariz

A la actividad, que se celebra tanto en el Conservatorio Jesús Guridi o como en los teatros de la Red Municipal, acuden alumnos/as desde 4º de Primaria hasta 3º de la ESO. Los objetivos comunes que se persiguen son aprender y disfrutar con la música en directo y adquirir hábitos de escucha, atención y respeto en los conciertos. “Las funciones cambian según la edad del público . Tocamos música de cine para 5º, jazz para 3º de la ESO o música festiva para 4º de EPO”, explica Iker Olazabal. “Hay muchos/as alumnos/as que, si no fuera por este programa, no acudirían nunca a un concierto de este tipo. Ves cómo van creciendo y continúa su interés por la música. Responden muy positivamente a esta actividad. Y es que además de acercarles la música, aprenden a ver el mundo desde otra perspectiva”.

Músicos/as de la Banda durante un concierto pedagógico./ Yone Estivariz

La Banda Municipal también colabora con el Servicio de Personas Mayores de la ciudad. Desde el año 2017 abren las puertas de Musiketxea para recibir a las personas usuarias de los Centros Socioculturales de Mayores, Residencias de la Tercera Edad y pisos tutelados. Los/as mayores que acuden a cada actuación disfrutan de un concierto en primerísima fila, ya que se sientan casi codo con codo con los/as músicos/as. En un ambiente relajado y cercano la Banda ofrece lo mejor de sus instrumentos, y al igual que en cada concierto, eligen para la ocasión un repertorio acorde a los gustos de su público. El director adjunto acompaña la interpretación de las obras con unas breves explicaciones, logrando así que estas resulten más atractivas y comprensibles.

Los/as mayores se sientan codo con codo junto a los/as músicos/as. / Yone Estivariz

La música es fundamental para luchar contra cualquier enfermedad”, afirma Olazabal. “Recibimos a grupos de unas 30 personas, tocamos canciones de cuando eran jóvenes y se emocionan. Cada nota es un recuerdo. Son encuentros muy bonitos a la vez que pedagógicos”. El broche de oro lo suele poner una de las personas visitantes, a quien el director invita a dirigir a la banda, cerrando así una cercana y agradable actuación.

Con casi un centenar de actividades al año, ensayos de lunes a jueves y actuaciones programadas para los viernes, sábados y domingos, la Banda Municipal tiene en su ADN aquello de colaborar con colectivos muy diversos. En esta búsqueda continua de nuevas experiencias, la Banda llegó hasta la Asociación Autismo Araba y, junto al Instituto Música, Arte y Proceso, ideó para sus usuarios/as el proyecto ‘Creando y recreando a Peter Pan’. “Trabajamos junto a 11 personas con trastorno del espectro autista y 4 musicoterapeutas en un espectáculo musical que luego ofrecimos en el Teatro Principal. Fueron 8 meses de duro trabajo, una experiencia única para nosotros/as, que ayuda a eliminar barreras sociales”, explica el director adjunto.

La Banda y personas de la Asociación Autismo Araba ensayan para el concierto. /VG

La Banda Municipal de Música continuará con decenas de proyectos sociales, pedagógicos y de difusión musical a lo largo de este nuevo curso. El próximo concierto, ‘Ensueño y tormento’, se podrá disfrutar el 11 de diciembre en el Teatro Principal bajo la dirección de Jordi Navarro como director invitado, avalado por su trabajo en la Orquesta Nacional de España. “El año que viene habrá nuevas sorpresas, pero de momento no podemos adelantar nada”, anuncia Iker Olazabal. Estaremos atentos/as.